Reset Password

Advanced Search

Una deportista de los pies a la cabeza

Por Alejandro Rodríguez

Pocos triunfos generan tanta unanimidad como los de Carlota Ciganda. La golfista navarra ha conquistado hoy la primera victoria de su carrera en el circuito americano al imponerse en el LPGA KEB Hana Bank Championship de Corea y la respuesta en las redes sociales ha sido inmediata.

Felicitaciones del mundo del golf, del deporte, de las instituciones, de las marcas, de los medios de comunicación, de algunos periodistas a título particular, de presidentes de clubes de golf, de jardineros, encargados de mantenimiento, fotógrafos, caddies y, sobre todo, de sus compañeras y compañeros de profesión.

No, no es una causalidad. Ni siquiera es fruto del buenismo que impera en la sociedad actual o del falso ‘bienquedismo’, que alguno habrá obviamente, pero no en general. Las felicitaciones hacia Carlota son sinceras, el mundo del golf se ha alegrado de verdad, y no tanto porque era una victoria que se llevaba esperando como si fuera agua de mayo, que también, sino por la humildad y la bonhomía que desprende la golfista navarra.

Carlota genera unanimidad. Primero por su golf. Cualquiera que la haya visto pegar aunque sea sólo una pelota en su vida sabe que ahí hay algo diferente. Es una golfista de tomo y lomo. Tiene un poderío extraordinario. Es una de las pegadoras más potentes del circuito americano y se tira a por las banderas como si no hubiera mañana.

Precisamente, esa pasión suya por la competición, por el riesgo, por la adrenalina, le ha pasado alguna que otra factura y, seguramente, ha retrasado esta primera victoria en el LPGA Tour. Carlota, como Azahara Muñoz, tiene potencial para ganar grandes y estar entre las diez mejores del mundo. Es cierto que la competencia es brutal y que las coreanas van mordiendo por las esquinas, pero su golf no tiene nada que envidiar a ninguna. A día de hoy sólo la estadounidense Lexi Thompson tiene un juego tan arrollador.

Su carácter y su manera de entender el deporte también genera unanimidad. Nunca tiene un mal gesto, ni una mala palabra hacia nadie. Si acaso hacia sí misma, por lo que se exige, pero jamás hacia los demás. Es tranquila, pausada y reflexiva. No habla mucho, prefiere jugar o hacer deporte. Pero cuando habla conviene escucharla. Se equivoca muy poco.

Su rueda de prensa hoy después de ganar se debería enseñar en las escuelas de comunicación. Desprende en cada frase humildad, emoción y agradecimiento. Se ha acordado de todos los que alguna vez han estado a su lado y eso es para quitarse el sombrero. ¿Saben por qué? Porque además le sale de manera natural… Ella es así. No estaba buscando quedar bien con nadie, le sale del alma.

A mí, en sus declaraciones y su manera de entender el deporte, me recuerda a Rafa Nadal. Lo vive con tanta intensidad que tiene los valores del deporte metidos en vena. Es ejemplar. Hoy ha logrado su primera victoria en el LPGA Tour, pero hace tiempo que logró otra victoria que aún es más importante: la de ser buena gente. Enhorabuena, Carlota.

#CarlotaCiganda #Golf #Navarra
Alejandro Rodríguez

Periodista. Feliz y orgulloso de escribir cada día en Ten-Golf. Donde haya un profesional español jugando un torneo allí estaremos al pie del cañón. De lo de jugar, ni hablamos. Antes estuve en Marca quince años. Sígueme en @tengolf