ESCOCIA

Turnberry, Royal Troon y Prestwick, un paseo por la historia

La Costa Oeste de Escocia es quizá la menos conocida golfísticamente hablando, siempre eclipsada por el Old Course y Saint Andrews, pero con una enorme oferta en sus campos de golf.

En Lowgolf nos quedamos con Turnberry, mi campo favorito en Escocia. El recorrido Ailsa es de un enorme impacto visual; las vistas de la solitaria isla Ailsa Graig, el faro, el océano, etc…, un campo genialmente actualizado por Mackenzie Ross y Martin Ebert en el siglo pasado, que fue sede de The Open Championship hasta en cuatro ocasiones hasta que Donald Trump compró el resort y empezó su guerra con el PGA Tour.

Cuentan que lo primero que hizo Trump tras desembolsar los cerca de 60 millones de dólares que pagó por el resort, fue rebautizar el campo con su nombre, tras horas de discusiones, los lugareños le convencieron para mantener por lo menos el apellido de Turnberry. He de reconocer que el sello hortera con el que Trump redecora sus campos no me entusiasma, pero en este caso se queda en la anécdota, en el brillo del dorado, las fuentes o los relojes (que tanto le gustan al expresidente), ya que las reformas que se han hecho en el campo, potencian los atractivos de este links único.

Cómo llegar a Turnberry

Trump Turnberry Resort Lowgolf

La vía más rápida para llegar a Trump Turnberry es a través de Glasgow (alrededor de una hora por carretera), el hotel es espectacular aunque no apto a todos los bolsillos. La academia del resort está dirigida por Colin Montgomorie, muy asiduo a visitar el campo cuando sus compromisos en Estados Unidos se lo permiten.

Muchos aficionados tendrán grabadas imágenes de Turnberry en su subconsciente, con el famoso ‘duelo al sol’ entre Tom Watson y Jack Nickclaus en 1977 o la victoria de Stewart Cink al propio Tom Watson en The Open 2009, en la última ocasión en la que la jarra de clarete visitó lo ya dominios de Donald Trump.

¿Quieres jugar en el Old Course? Cumplimos tu sueño..

En nuestro viaje Lowgolf complementamos la experiencia de jugar Turnberry, con Royal Troon y el también histórico Pretswick. Royal Troon, fundado en 1878, ha acogido un total de nueve ediciones del Open Championship. Para muchos de los expertos es uno de los mejores campos de toda la rotación, donde destaca su hoyo 8, llamado sello de correos. A pesar de medir solo 112 metros, es uno de los más intimidantes.

Pretswick Golf Club es la historia viva del golf, sede del primer Open de la historia, cuando ocho profesionales jugaron el 17 de octubre de 1860 tres rondas en un día para completar 36 hoyos, ya que el campo tenía 12 hoyos. Aquí empezaría todo y desde ese año 1860 se han jugado un total de 23 Opens más, el último celebrado en 1925.

La características del diseño hacen que hoy en día sea imposible acoger el torneo más antiguo del mundo, ya que el campo carece de defensa ante los mejores profesionales del mundo, pero la experiencia para el jugador amateur es posible y os aseguro que merecerá la pena. Tras el Old Course ningún campo ha tenido tanto peso en el Open Británico como Prestwick.

Mucho, muchísimo más que St. Andrews

Hay mucho más golf en Escocia más allá Saint Andrews, y esta experiencia es una de las más completas que puedes vivir en el país del golf. Junto al tridente de campos, completarán la experiencia la legendaria hospitalidad escocesa, sus coquetos alojamientos y los paisajes continuados que vais a disfrutar entre ronda y ronda. 

Hugo Costa

Hugo Costa

A estas alturas de la vida estoy orgulloso de haber juntado tres de mis pasiones, el golf, la comunicación y los viajes. El fruto de este bendito cóctel se llama Lowgolf y desde aquí vamos a ayudaros a que vuestros sueños se conviertan en realidad.

Sígueme en Twitter

Viajes a

St. Andrews