Mucho se habla de parte deportiva del Masters de Augusta pero si en alguna ocasión te has preguntado cómo ir al Masters de Augusta, antes te queremos contar algunas cosas que pueden ser muy interesantes de cara a visitar el torneo más exclusivo del mundo, en nuestro anterior post te explicábamos todo lo que debías saber si querías ir al Masters de Augusta, en este te vamos adelantando algunas curiosidades.

El Masters de Augusta, el evento.

El único Major del mundo del golf que se juega cada año en el mismo campo es el The Masters. También es el primero en el calendario, siempre a principios de abril. Aunque no es tan antiguo como el The Open, sus tradiciones son ya legendarias. Por todo esto, es el torneo favorito de muchísimos aficionados. Son muchos los conceptos que definen al Masters y vale la pena repasar los más importantes a pocas horas de que dé inicio el torneo.

El Amen Corner Seguramente la expresión más famosa del Masters. El Amen Corner es un trozo del recorrido famoso por su dificultad. Aunque el público tradicionalmente incluye enteros los hoyos 11, 12 y 13 dentro del concepto de Amen Corner, realmente esta denominación se refiere en concreto al tiro a green del 11, al hoyo 12 y a la salida del hoyo 13. Es una esquina del recinto que tiene una magia especial, donde se han vivido momentos para la historia. Desde el bloqueo de Jordan Spieth en el 2016 mandando dos bolas al agua en el 12 y firmando un cuádruple bogey letal, al chip mágico de Larry Mize en 1987 en el hoyo 11 que le valió una chaqueta verde.

augusta-ciudad-lowgolf

Augusta, la ciudad.

La ciudad de Augusta, a orillas del rio Savannah, en el estado de Georgia, es limítrofe con Carolina del Sur, y no solo es conocida por su campo de golf, sino por ser una estación de invierno en la que se dan cita muchísimos amantes del esquí. Fue un importante enclave confederado durante la Guerra de Secesión norteamericana y en su fundación, en 1735, era un fuerte y, más tarde, un puesto comercial fronterizo.

Aunque la ciudad de Augusta, en el estado de Georgia, al sureste de los Estados Unidos, solo tiene 200.000 habitantes, el club de golf Augusta National es sede de uno de los torneos del golf más importantes del mundo, el Masters de Augusta, cuya Chaqueta Verde, que se entrega al vencedor del torneo, es el símbolo del golf por antonomasia.

Durante la semana del evento, la universidad cierra para que la gran mayoría de sus estudiantes trabajen de voluntarios en el evento ya que los ingresos para la Ciudad durante esos 7 días, suponen casi el 30% de total de la población.

Augusta National, algo más que un campo privado.

El Masters, más comúnmente conocido como Masters de Augusta, es uno de los cuatro torneos más importantes Majors en el calendario masculino de golf y el primero que se celebra cada año.

La ronda final del torneo tiene lugar anualmente el fin de semana del segundo domingo de abril desde 1934. Conocido como el Augusta National Invitational durante sus primeras cinco ediciones, a diferencia del resto de Majors, el Masters tiene una sede fija, el Augusta National Golf Club, un club de golf privado situado en Augusta, Georgia, Estados Unidos.

Los precursores del torneo fueron los jugadores Clifford Roberts y Bobby Jones,3 quienes diseñaron el campo junto al legendario diseñador de recorridos Alister MacKenzie.

Cómo ir al Masters de Augusta.

Ir al The Masters puede convertirse en unos de los mayores privilegios en el mundo de golf ya que las entradas son muy codiciadas… y caras. La organización pone a la venta una cantidad mínima y estas se sortean cada año a través de un formulario en su página web.

como-ir-al-masters-de-augusta-Lowgolf

como-ir-al-masters-de-augusta-Lowgolf

Llegaron a filtrar que se inscribían más de un millón de personas por año, por lo que las posibilidades son remotas. Si un año te toca, estás obligado a comprarlas al año siguiente, si no lo haces, vuelves a entrar en el sorteo. La otra opción de adquirir tus entradas para ver el torneo más codiciado del planeta, es hacerlo a través de las agencias, ya que ellos disponen de un número de entradas cada año e incluso abonos semanales.

Cabe decir que la persecución de la reventa se ha convertido en un obsesión para las autoridades americanas, llegando a existir penas de carcel para aquel que pillen vendiendo y comprando.

Cómo y dónde alojarse durante la semana del evento

En Augusta disponemos de paquetes para todos los tipos de clientes, pudiendo ofrecer alojamiento en hoteles dentro de la ciudad, en pueblos cercanos y en casas a escasos metros de Augusta National. Las Casas Privadas son la mejor opción ya que son opciones de 4 dormitorios y 2 camas por cada uno de ellos, especial para grupos desde 4 personas.

Las dos casas de las que disponemos no superan los 8 minutos andando a Augusta National. Los hoteles Double Tree by Hilton en Columbia y el Holiday Inn en Augusta son nuestras opción es de alojamiento para parejas y grupos pequeños que no deseen compartir habitación. En todos los casos, ofrecemos traslados privados y atención personalizada de nuestro grupo, así como guía dentro del campo.

Una vez dentro, te presentamos algunos valores añadidos.

El Executive Club, a tan sólo 100 metros de Augusta National Golf Club, ofrece una experiencia de Hospitalidad insuperable! Desde el momento en que entra a las instalaciones, descubrirá un entorno exclusivo donde no se pasa por alto ningún detalle con la mejor comida y bebidas internacionales, donde podrá descansar y ver en vivo el evento en sus pantallas gigantes.

Disponemos de aparcacoches justo al lado de Washington Road. Una vez estacionados, los huéspedes son recibidos por nuestros mostradores de conserjería y área de bienvenida. A partir de ahí, pueden disfrutar de los mejores salones del club finamente decorados en seis áreas distintas del Executive Club, todas con servicio completo de alimentos y bebidas.

Ya sabes, si aún no tienes claro cómo ir al Masters de Augusta, estás en el sitio adecuado.

En posts anteriores hemos destacado todo lo que deberías saber antes de ir al Masters de Augusta, en otro, como viajar al evento más exclusivo del mundo, si es que lo estás pensando.. Ahora te hablamos de la parte deportiva y de lo que supone vivir la experiencia del viaje al Masters de Augusta, algo realmente único.

Todo-lo-que-debes-saber-del-Masters-de-Augusta-Lowgolf

Ultimos ganadores en Augusta National

Sin duda el impacto de Tiger Woods en su victoria en 2019 ha sido uno de los grande momentos del golf mundial..Fue una jornada histórica en el Augusta National coronada de la mejor manera para un público entregado. El californiano explotó de rabia, brazos en alto, y esbozó una sonrisa que tardará semanas en desaparecer de su rostro. “No sé qué hice después de meter el último putt, sólo sé que grité y levanté la mirada para buscar a Joey –su caddie–”, confesaba afónico. Únicamente 17 jugadores entre los participantes históricos del torneo han conseguido proclamarse vencedores en más de una ocasión.

Entre ellos, los estadounidenses son los que más veces han conseguido repetir título con doce jugadores para 35 torneos, por delante de los dos que aporta España al palmarés. Entre ellos, seis pertenecen a Jack Nicklaus, quien lidera el palmarés individual. Como anécdota, hay que decir que Tiger ostenta la victoria siendo el jugador más joven de la historia con 21 años recién cumplidos.

Nuestros españoles en el Masters de Augusta

La tradición dicta que solo el campeón del año en curso puede sacar la Chaqueta Verde del Augusta National teniéndola que depositar en el Club lugar donde en diferentes actos puede hacer uso de la misma aunque al parecer son varios los jugadores que nunca la devolvieron, Gary Player, Arnold Palmer y Seve Ballesteros son algunos de ellos.

Severiano Ballesteros se hizo el “longuis” y se la trajo para España. “Aunque se la reclamaron muchas veces, no la devolvió. De hecho, yo la he visto en su casa de Pedreña”, decía. Ballesteros conquistó la famosa Chaqueta en dos ocasiones, 1980 y 1983, al igual que José Mari Olazábal logradas en 1994 y 1999. Sergio García conquistaba la quinta famosa prenda para España en 2017 tras un PlayOff ante Justin Rose. Jack Nicklaus es el máximo poseedor de esas prendas, seis. Le siguen Arnold Palmer y Tiger Woods que han ganado cuatro cada uno.

Cómo se clasifican los jugadores previamente.

El Masters es un torneo muy especial por muchos motivos. Uno de ellos es su carácter invitacional. No todo el mundo puede participar. Cada jugador debe cumplir alguno de los requisitos que establece la organización. Todos los campeones son los únicos que tienen asegurada su presencia cada año, como sucede con Olazábal, entre muchos otros.

En la edición de 2018, apenas participaron 87 golfistas, uno de los fields más reducidos de la temporada. En los otros tres grandes, por ejemplo, la participación ronda los 150 jugadores. Así pues, las matemáticas dicen que es el torneo más fácil de ganar, en el que hay menos rivales. Un dato de lo más engañoso porque en Augusta sólo se da cita lo mejor de lo mejor. Ganar un Masters es uno de los retos más complicados del mundo del deporte.

Entre los participantes destacó la presencia del indio Shubhankar Sharma, una de las grandes revelaciones de la temporada. Múltiple ganador en el circuito europeo y sorprendente líder de la Race to Dubai.

The-Masters-Lowgolf

Algunos datos interesantes.

Bobby Jones llamó al primer evento en 1934 Augusta National Invitational Tournament pero en 1935 se aceptó oficialmente el nombre de Masters. El americano Horton Smith fue el primer ganador .

Nick Price (1986) y Greg Norman (1996), han sido los jugado- res que han hecho menos golpes en Augusta, con 63 golpes y el jugador con más chaquetas verdes, Jack Nicklaus (6): 1963, 1965, 1966, 1972, 1975 y 1986. Los primeros ganadores no americanos fueron el sudafricano Gary Player, en 1961 y Seve Ballesteros, en 1980 por el ámbito europeo.

La tradición de la chaqueta verde comenzó en 1937, el entonces ‘chairman’ del club, Clifford Roberts, encargó unas cuantas para que los socios las llevasen durante el torneo y los espectadores pudieran reconocerles en caso de necesitar información. La tradición de otorgar una chaqueta al ganador del torneo para reconocerle como miembro honorario del club data de 1949.

Si con esto, ya te has emocionado lo suficiente para ir a este torneo, te echamos una mano para llevarte al torneo más exclusivo del mundo.

El Campo

Augusta National y el Masters de Augusta fue creado en 1934 por Bobby Jones (uno de los mejores jugadores de la historia y el único poseedor del Grand Slam de golf) y su socio Clifford Roberts. Roberts terminó suicidándose y cuenta la leyenda que se pegó un tiro con una pistola que apareció años más tarde en uno de los lagos del campo de pares 3.

El campo fue diseñado por Alister Mackenzie, diseñador inglés que fue cirujano de guerra y creó otros grandes campos como Cypress Point o Royal Melbourne. Augusta National está, considerada como su obra maestra.

La famosa chaqueta verde es uno de los símbolos del torneo. Es el premio que distingue al ganador y la prenda que usan los socios. Bower Roebuck, empresa con más de un siglo de historia en el condado de West Yorkshire es la que se encarga de confeccionar las citadas chaquetas con un pantone especial de color; el verde Augusta.

Los españoles

Tres españoles se han enfundado la chaqueta verde; Seve Ballesteros (1980 y 1983 ), Jose María Olazábal (1994 y 1999), Sergio García (2017). El primer español en jugar el Masters fue Angel Miguel en 1959 y Ramón Sota terminó sexto en 1965.

jose-maria-olazabal-the-masters-lowgolfEs el campo y el torneo más exclusivo del Mundo. En el campo solo pueden jugar habitualmente unos 300 socios. Aunque algunos nombres han trascendido, su identidad está oculta como también la cantidad que pagan por acceder al club más elitista del Mundo. Aunque según afirman, no es un tema de dinero si no de prestigio. Augusta National escoge a sus socios y les invita a que formen parte de él.

A Emilio Botín le negaron ser socio y durante muchos años y Bill Gates intentó acceder como socio al club sin éxito, hasta que Augusta decidió finalmente invitarle. Ana Patricia Botín es la única socia española y es una de las cuatro mujeres que forman parte del selecto club de las chaquetas verdes.

Todos los trabajadores de Augusta National firman un contrato de confidencialidad para no revelar detalles sobre el manteniendo del campo o la organización del torneo. El contrato incluye una cláusula que mantiene la confidencialidad hasta 15 años después de abandonado su labor profesional en Augusta.

Hasta mediados de los años 80, todos los caddies de Augusta National tenían que ser negros y hubo que esperar hasta el año 1992 para ver al primer socio negro. La victoria de Tiger Woods en 1997 supuso una autentica convulsión en el torneo que se disputa en uno de los estados con más tradición racista, Georgia. Aquel domingo, los cientos de empleados negros del club celebraron el primer major de Woods como algo más que un simple triunfo.

Augusta National fue el club pionero en establecedor el sistema de aireación (subair) por debajo de los greenes. Consiste en una serie de tuberías que producen aire y calientan la superficie del los greenes siempre que sea necesario, para así mantener las condiciones del campo tal y como Augusta National prefiera en cada momento.

Las tradiciones del Masters de Augusta

Cada año las normas de conducta en el Masters de Augusta mantienen su rigidez de los inicios del torneo. El evento mantiene sus tradiciones, no hay marcadores electrónicos (todo se escribe a mano), el público no puede exhibir banderas ni ningún tipo de simbología, está prohibido correr, gritar e incluso llevar la gorra al revés. Es además el único torneo donde el uso del teléfono móvil está rotundamente prohibido. A los aficionados que acuden cada año se les llama patronos.

Aunque no hay cifras oficiales se calcula que la tienda de merchandaising del Masters de Augusta, abierta solo la semana del torneo, factura en torno a 40 millones de dólares solo en 7 días. Los elevados precios de los productos con la marca de Augusta contrastan con los precios populares de la comida y bebida dentro del campo. El mítico sandwich de pimiento y queso solo cuesta un dólar y medio.